El Ermitaño

 Este arcano te llama a la introspección para alcanzar el entendimiento, es la parte más reservada de nosotros. Es la necesidad de respuestas en tu interior, de tomarte un respiro de la competitividad o de las opiniones ajenas para que tengas las tuyas propias. 

Si sale en una tirada de amor deberás pensártelo bien antes de comprometerte. Da un paso atrás y analiza tus emociones y las de la otra persona.  

Como indicativo de futuro tendrás que suspender tus planes hasta que puedas discriminar entre lo que resulta adecuado para ti y lo que no. 

El Ermitaño representa la paz, la calma y la guía por lo que es posible que requieras el consejo de un viejo amigo para ayudarte a ver la solución que quizá en el momento tu no puedes ver. 

Invertida: necesitarás de más tiempo y espacio para encontrar tu lugar en una relación o en un asunto profesional. Las separaciones se tardarán más de la cuenta antes de pensar en volver.

COMBINACIONES

Ermitaño y Mago:  una transformación positiva, encontrarás a una persona que te hará compañía y que te será de gran ayuda.

Ermitaño y Sacerdotisa: podrás encontrar lo que buscas por tus propios medios, sobretodo usando tu intuición. En cuanto a las relaciones tendrás la compañía de alguien pero será reservado por lo que la situación marchará lentamente. 

Ermitaño y Emperatriz:  cambios positivos luego de una espera. Una relación que será fructífera o una situación laboral que te brindará recompensas. 

Ermitaño y Emperador: tu situación mejorará, económica o profesionalmente tendrás un importante avance. En las relaciones se logrará la estabilidad deseada luego de un tiempo de meditación. 

Ermitaño y Papa: c
ompromisos a largo plazo, matrimonios luego de un largo periodo de soledad. Una excelente oportunidad laboral muy deseada y anhelada durante mucho tiempo. 

Ermitaño y Enamorados: Desengaño amoroso. Falta de claridad para poder tomar decisiones. Una larga relación que no brinda felicidad. La aparición de una persona que no sabe lo que desea. Se presentarán alternativas laborales que no serán del todo satisfactorias.


Ermitaño y Carro: 
Promoción laboral, éxito en cualquier situación. Avances repentinos, la respuesta que estabas esperando. La relación que habías estado buscando. 

Ermitaño y Justicia: Descubrimiento de una verdad. Justicia luego de un largo proceso legal. Encontrar una pareja que se adecue a tus expectativas.  El éxito llegará sin necesidad de ejercer ningún control. 

Ermitaño y Rueda de la Fortuna: Cambios inesperados, buena fortuna luego de un periodo de insatisfacciones. El destino te llevará por un camino alternativo pero que te dará bienestar.

Ermitaño y Fuerza:  Se requerirá de un coraje interno para cambiar una situación. Necesidad de salir de la zona de confort y enfrentarse a los contratiempos. En el amor o en el trabajo tu situación mejorará, pero deberás esforzarte para conseguirlo. 

Ermitaño y Colgado: Una relación que no mejorará. Bloqueo en alguna situación laboral que impide el éxito. Conformismo que te mantiene en esa condición sin que busques alguna otra alternativa.

Ermitaño y Muerte: Renuncia necesaria para una transformación personal. Rupturas y separaciones definitivas. Cambios que cuestan aceptar pero que son inevitables para el crecimiento. 

Ermitaño y Templanza: Sólo llegando a un acuerdo se logrará un avance. Relaciones que avanzan poco a poco pero que tendrán entendimiento y paz. Situación laboral que prosperará con lentitud

Ermitaño y Diablo:  Relaciones pasajeras que no brindan satisfacción. Relación tóxica que no mejorará. Exagerada soledad que puede convertir a la persona en alguien hostil. En lo profesional indica un cambio económico bastante positivo. Ambiciones cumplidas.

Ermitaño y Torre:  Ruptura inevitable. Se aproxima un cambio abrupto que te sacará de tu aislamiento. Enfermedad grave. Catástrofes, incomunicación y separaciones. 

Ermitaño y Estrella: Lograrás cumplir un sueño por el que habías perdido las esperanzas. Encontrarás una pareja ideal. Reconciliaciones luego de un periodo de separación. Éxito esperado. 


Ermitaño y Luna: 
Depresión, enfermedad crónica. Engaños, desilusiones, conformismo a pesar de no estar bien. 

Ermitaño y Sol: armonía y paz esperada. Acuerdos, un matrimonio o la llegada de hijos luego de un largo tiempo. En general indica una importante mejoría gracias a la paciencia. 

Ermitaño y Juicio: Reconciliaciones que valdrán la pena, propuestas, oportunidades laborales y éxito deseado. 

Ermitaño y Mundo: Amores a distancia que saldrán bien.  Ciclos positivos que estarán por iniciar. Oportunidad de viaje o mudanza. Compromisos a largo plazo que serán benéficos. 

Ermitaño y Loco: Libertad luego de mucho tiempo. Rechazo amoroso que se supera. Los proyectos no madurarán, persona que decide vivir espontáneamente sin pensar en las consecuencias. Alguien que huye de su pasado para no hacerle frente. Relaciones que no funcionarán. 

Please follow and like us:
0

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!